Leyenda Japonesa


Era una vez un Gran Samurai que vivía cerca de Tókio. Aúnque Viejo, se dedicaba a enseñar el arte zen a los jovenes.A pesar de su edad, corría la leyenda de que aún era capaz de derrotar cualquier adversário.
Cierta tarde, un guerrero conocido por su total falta de escrúpulos apareció por allí. Quería derrotar al Samurai y aumentar su fama.
El viejo aceptó el desafío y el joven comenzó a insultárlo. Pateó algunas piedras hacia él, escupió en su rostro, gritó insultos, ofendió a sus ancestros...etc...
Durante horas hizo todo para provocárlo, pero el viejo permaneció impasíble. Al final del día, sintiéndose ya exausto y humillado, el guerrero se retiró.Y los alumnos, sorprendidos, preguntaron al maestro como pudo él soportar tanta indignación.
- Si alguién llega hasta ustedes con un presente, y ustedes no lo aceptan, ¿A quién pertenece el presente ?
- A quien intentó entregárlo, respondió uno de los discípulos.
- Lo mismo vale para la injuria, la rabia, la calumnia y los insultos. Cuando no son aceptados, continúan perteneciendo a quien los traía consigo.
Tu paz interior depende exclusivamente de ti.
Las personas no pueden quitarle la calma. Solo que tu lo permitas.

12 comentarios:

  1. QUE BUEN POST! ME ENCANTÓ.
    PASÓ UN POCO EL SUSTO?, LOS INFORMATIVOS DICEN QUE ESTÁN VOLVIENDO A LA VIDA NORMAL, ES ASÍ?

    BESITOS.

    ResponderEliminar
  2. Hola Andy, desde luego que la paz interior depende solamente de uno mismo. Podemos permanecer como lo hizo el viejo Samurai o poniéndolos a la altura del otro, veremos que nos reportá mejores consecuencias.

    Un abrazo, Laura.

    ResponderEliminar
  3. Te respondo aqui

    No necesitas buscar no rendirte, mantenerte en pie ya es signo de coraje

    Ánimo y fuerza

    ResponderEliminar
  4. muchos nos quitan la tranquilidad por que nosotros lo permitimos pero todo lo bueno o malo esta en nosotros te dejo mil besitos y cuidate mucho

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno. A ver si me aplico el cuento que buena falta me hace.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. El Samurai la tenía clarísima...me hace acordar a mi profesor de TAEKWONDO. Nos habla de lo mismo, del autocontrol que lejos de humillarnos, nos supera.

    Un abrazo y un beso.

    ResponderEliminar
  7. Hola mi querida andy, que excelente relato, me encanto y una gran verdad, creo que escuche alguna vez que depende de nosotros si aceptamos la basura de los demas, es decir, chismes, mentiras, odio, y todo lo negativo que a veces las personas sacan de sus corazones....
    amiga linda te deseo un bello fin de semana.
    recuerda que Jesus te ama como nadien nunca te amara.

    ResponderEliminar
  8. Andy amiga, aleccionador relato,y cuanta verdad, es increible la cantidad de veces que en nuestras vidas dejamos perturbar la tranquilidad de nuestra alma por influencias externas que bien pueden ser sencillamente ignoradas... Genial, un abrazo y mis mejores deseos para ti en este dia, mas aun si eres madre : ) En este caso, un tierno y respetuoso beso venezolano.

    ResponderEliminar
  9. Hola me llamo Iván y tengo un blog de los sims 2 y de los sims 3 espero que te guste.
    Me gustaría que te pusieras como seguidor.
    Espero que te guste.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Hola Andy, como estas??.. Tienes una sopresa en mi blog.. pasas por el??

    abrazoteeeee para tiiiii

    Betty

    ResponderEliminar
  11. ASÍ ES... Si uno de dos no quiere, no habrá pelea ni discusiones obtusas. Publique el mismo post hace tiempo, veo que andamos en un camino similar...gracias por estar y difundir cosas tan buenas...un abrazo zen.

    ResponderEliminar
  12. el guerrero poeta, el samurai errante (sin amo)

    ResponderEliminar